,

De porqué no usar WIX o servicios similares.

Actualización: Septiembre 2016

Hace un mes tuve el encargo de mover un dominio fuera de WIX, y fue casi una pesadilla porque tardaron aproximadamente 2 meses en responder a el requerimiento de cambio de TAG para proceder a la transferencia del dominio.

Definitivamente una mala experiencia.

Si os consideráis personas que se “apañan” con los ordenadores, por favor, ignorad este post.

Somos conscientes que este artículo puede levantar críticas, pero consideramos que es información relevante para aquellos profesionales y emprendedores que empiezan o quieren acabar de decidirse sobre este tema; además casi no hemos encontrado algún blog que toque este tema.

Como muchos ya sabemos, existe una fuerte corriente llamada “Do it Yourself” (Hágalo Usted mismo), que en los últimos años y gracias al masivo acceso a internet, ha crecido de manera exponencial.

Webs que te enseñan, desde cocinar hasta crear tus propio robot. Y, como es obvio, el Diseño Web no ha sido ajeno a esta tendencia. En la actualidad existen varias plataformas online que te permiten hacer tu “propia página Web” como WIX o Jimdo, por citar sólo dos de los más grandes (+30 millones de usuarios).

Estas plataformas son bastante buenas y la verdad en los últimos tiempos han mejorado mucho en calidad tanto visual como técnica.

Entonces, ¿Porqué considerar no utilizarlas?

Para comenzar, considerad el valor más preciado que tenemos como seres humanos… y la respuesta es… el tiempo! Perdonad que nos pongamos tan filosóficos, pero… ¿no es lo que en el fondo importa?

OK, ¿Qué conocimientos necesitáis para diseñar y mantener un sitio web con un mínimo de calidad?

  • Necesitáis nociones de arquitectura Web (sí, sabemos que el nombre asusta un poco) pero no es más que saber cómo presentar tu información y qué contenido priorizar sobre otros.
  • A pesar de que dichas plataformas os ofrecen temas muy bonitos, necesitaréis tener un mínimo de conocimientos (y gusto) por el diseño gráfico / web, si quieres personalizar el tema de una forma armónica y apropiada.
  • Necesitáis tener conocimientos mínimos de programación, HTML y CSS. ¿Porqué? Porque las plataformas mencionadas arriba no os cubrirán las espaldas cuando necesitéis, por ejemplo, insertar servicios de terceros en vuestra Web vía “iframe”, ¿veis? allí ya estamos hablando de HTML.
  • Sugerimos tener conocimientos de SEO, porque a la hora de diseñar una Web siempre estaréis expuestos a decidir qué textos usar tanto para el contenido como para los keywords, o descripciones de la página o de las imágenes. Sin mencionar controlar las Herramientas de Webmaster de Google, que es todo un tema en sí mismo.
  • Una de las cosas que se “da por hecho” o, inclusive se menosprecia es la “Usabilidad” o experiencia del usuario (UX). ¿está ese botón en un color y lugar apropiado? ¿es esa llamada a la acción en un buen tamaño? o ¿Ese ícono comunica lo que debe comunicar? No esperemos que todos vuestros usuarios pensarán como vosotros.
  • Y qué de conocimientos de SEM y Marketing en Redes Sociales. Consideráis que tendréis tiempo para dar de alta vuestros perfiles, configurarlos, automatizarlos y mantenerlos al día, ¿no es poca cosa eh?

Con este artículo no queremos que entréis en pánico, sino más bien, volver a replantearlos si en realidad no contratar o externalizar vuestro diseño Web valdrá la pena y en realidad será un “ahorro de dinero”.

Denle algunas vueltas y ponedlo en una balanza, la decisión es enteramente vuestra. Vuestro valor más preciado, está en juego.